Propietario de un hotel: 10 claves para el éxito

En la actualidad existe tal cantidad libros sobre el liderazgo y tipos de gestión hotelera que se podrían llenar miles de estanterías. También podscats y videos con ponencias de auténticos gurús del sector. Está claro que, a parte de perspicacia financiera, el liderazgo es lo que sin duda le hará tener éxito o no en su inversión inmobiliaria.

En muchos casos, en lugar de gestionar directamente el hotel, usted tiene a un director general que se ocupa de las responsabilidades cotidianas de su propiedad. Este breve artículo está dedicado a personas cómo usted, que como propietarios, pueden demostrar liderazgo a los miembros de su equipo con el fin de construir un equipo mejor y más eficaz.

Durante mis años de trabajo en hoteles, tanto individuales como corporativos, he intentado comprender la esencia del liderazgo hasta el punto de querer resumirla en una lista de cualidades simples. Aunque no puedo garantizar la mejora inmediata de su balance de resultados, sin duda estará en el camino correcto.

1. Sea honesto.
Este es el más importante de todos. Si miente o engaña, lo más probable es que tarde o temprano los miembros de su equipo lo descubran. Usted perderá el merecido respeto, y una vez que el respeto se ha ido, nunca se puede restablecer. Ser honesto no significa tener que divulgar todos los aspectos financieros de su negocio, ni los planes estratégicos que no sean de interés público. Ser honesto significa ser consistente en su enfoque, no hablar mal de las personas, ser profesional y cuando se le pregunte, responda de manera abierta.

Por ejemplo: digamos que un empleado le pregunta si su hotel es rentable (quizás una pregunta un tanto ingenua, pero los empleados pueden ser curiosos). En lugar de decir “esto no es asunto suyo” o murmurar algunos datos ficticios, responda algo así como: “Los resultados financieros son confidenciales. Sin embargo, siempre estamos buscando maneras de mejorar la rentabilidad de nuestro hotel. ¿Qué ideas tienes a este respecto?” En otras palabras, utilice la pregunta y su respuesta sincera como un trampolín.

2. Capacite a su equipo.
Su papel como propietario es descentralizar la toma de decisiones para que sólo los temas de importancia lleguen a su escritorio. Cree un ambiente de trabajo que anime a los miembros de su equipo a ejecutar tareas sin su aprobación. Por supuesto, hay límites a esto. Por ejemplo: ¿el camarero en su restaurante necesita pedir la aprobación del gerente para dar postres complementarios a las parejas que celebran sus aniversarios? O, ¿necesita la gobernanta que autorización para reemplazar algunas herramientas de trabajo deterioradas? Todas estas pequeñas decisiones se acumulan, interrumpiendo muchas veces a los gerentes e impidiendo que se concentren en otras tareas.

Una buena idea es establecer límites financieros para cada departamento o protocolos de autorización. Asegúrese de que la persona encargada en el departamento administrativo está de acuerdo.

3. Comparta sus pensamientos.
Esto es diferente a ser honesto. Al compartir sus pensamientos, en realidad está buscando las opiniones de los demás y darle a su equipo la oportunidad de entender su manera racional de toma de decisiones. Esta práctica crea un sentido de apertura y mejora el aprendizaje del equipo de tal manera que cuando los miembros están capacitados actuarán más acorde a su línea de visión.

4. Respeto
Nunca estará de mas felicitar a los miembros de su equipo por su esfuerzo y su compromiso con el trabajo. Cenas de empresa, reuniones individuales, actividades, reconocimientos… Estos métodos ayudan a reafirmar a los miembros del equipo que sus contribuciones son invaluables para su éxito y que sus trabajos tienen un propósito. Escúcheles, puede aprender mucho de sus empleados.

5. Cree cultura
A menudo se le llama “espíritu de equipo”. Su objetivo es nutrir este ambiente. Puede reunir a todo su personal en la cena de Navidad o en una barbacoa en verano, pero ¿qué pasa con los otros 363 días del año? Por lo general, el departamento de reservas no se mezcla con los recepcionistas o los comerciales, el departamentos de limpieza… y viceversa. Su trabajo consiste en reunir a todos estos departamentos para trabajar todos a una,

6. Proporcione un feedback constructivo
Su objetivo es alcanzar la excelencia y concienciarse de los fallos es sólo el primer paso. El feedback constructivo se aplica a todos los niveles. Haga auditorías departamentales improvisadas e incógnitas, aprendiendo todo lo que pueda e intente aportar soluciones y mejoras siempre que sea posible. Por ejemplo: imprima el comentario de TripAdvisor y coméntelo abiertamente con todo el equipo para ver dónde se puede mejorar.

7. Sea propietario y cliente
Piense en el hotel no sólo como una inversión sino también como un organismo vivo. Debe vivir y respirar el hotel para saber qué necesita y dónde o cómo hacer mejoras. Al ser visible en el hotel, creará la sensación entre su personal de que usted es en realidad parte del equipo y no sólo una figura directiva.

8. Nunca coma solo el almuerzo.
La hora del almuerzo es importante ya que le brinda la oportunidad de reunirse con su personal y crear compañerismo en un ambiente relajado. Tenga pequeñas reuniones de grupo mientras come con los empleados uno-a-uno para medir sus pensamientos. Lleve un registro de quién ha visto en el almuerzo y asegúrese de que no haya dejado a nadie fuera.

9. Lea y aprenda
Hay que estar al día con las últimas tendencias y no sólo las directamente relacionadas con los hoteles. El mundo de la hospitalidad es muy acelerado y fuertemente influido por la tecnología. La mayoría de los recursos digitales son gratuitos (como nuestro blog hoteleros.info). Comience por dedicar 15 minutos diarios. Encuentre un momento durante el día en el que haya una calma natural o cuando sienta que su energía fluye.

10. Alójese en otras propiedades
Estoy seguro de que se ha alojado en hoteles que son competencia directa suya (si no, este es un punto grave que necesita ser corregido). Además, puede alojarse en hoteles a un precio similar al suyo en otras ciudades. Utilice su mente curiosa para identificar lo que están haciendo bien y lo que están haciendo mal. A continuación, adapte las ideas a las prácticas dentro de su propio hotel. Si tiene un restaurante en el hotel, coma fuera regularmente y tome fotos de todo (menús, platos preparados, bebidas, decoración, personal, uniformes… Haga preguntas y aprenda todo lo que pueda.

Por último…

Viva un estilo de vida saludable. Si usted no se siente al 100%, usted no puede dar el 100% a su hotel. Dormir mucho, comer bien y hacer ejercicio regularmente, le ayudarán a alcanzar el éxito.´

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s